28 de febrero de 2014

Wynwood, Miami, capital del street art





Durante la última visita a Miami me di el gusto de sumergirme en una especie de capital del street art. Hablo de Wynwood, en el design district de Miami, Florida, otra novedad. 
Art Basel Miami hace base en este distrito tendencia
Es así que Wynwood exhibe las huellas de la feria del arte que comenzó en Suiza hace casi cuarenta años y que se reproduce por estas latitudes en el mes de diciembre.




Ya conocen mi pasión por los murales y el arte callejero, los grafs y los dibujos de los artistas urbanos. Siempre los busco, en Rosario o más lejos, les tomo fotos y los comparto aquí, con ustedes. Entonces, como perderme Wynwood
Una tarde nublada di un largo paseo, me perdí por esas calles tranquilas a esa hora, calles simples y con aspecto de comerciales, mi cámara en mano. Mi marido y mis hijas me seguían con el auto, entre divertidos y sorprendidos viéndome ir de aquí para allá, cruzando desde una vereda a la otra, doblando en cada una de las esquinas.
Al rato, mis hijas ya habían bajado a curiosear y tomar fotos también.




Como un niño entre juguetes me paseaba por las veredas de Wynwood.
Me detuve varias veces delante de las fachadas de los depósitos de la 5e Avenue y del Dorsey Boulevard
Click…click.. click. 
Había locales comerciales, galerías de arte, talleres y oficinas de arquitectos del sur de Florida
Sin embargo, sólo me atraían los muros de ese barrio único de Miami.




Los antiguos galpones, sobretodo aquéllos ubicados en las esquinas, estaban decorados con los murales. Observaba las frases, los rostros, los ojos, los personajes, en fin, las formas que los artistas habían imaginado, poniéndoles bonitos colores.




Así fui comprobando lo que había leído: Wynwood se transformó en un barrio singular de Miami. Es una suerte de terreno para la creación en libertad cuando en otra época supo pertenecer a una zona considerada peligrosa. 
Hoy el distrito es una pequeña maravilla.




Los viejos edificios fueron reconstruidos o arreglados para recibir locales del tipo beauty supplyfashion. También hay talleres, estudios, galerías de fotografía y de arte. En el centro, está el Wynwood Building, su galería en el interior y sus rayas y aires arty en el exterior.



Wynwood posee por aquí y por allá esos grandes edificios industriales muy demandados por los fotógrafos y artistas contemporáneos, por la vanguardia del arte. Donde ellos se instalan, se nota que los distritos cambian rápidamente. 
Se ven sus autos estacionados a la entrada de los terrenos. Los guardias permiten el acceso con simpatía. Sólo nos piden que no estacionemos adentro.
Es evidente que Wynwood es EL lugar para instalarse, para hacerse conocer por el público de entendidos.



Wynwood es como la ciudad de las pinturas murales. Ellas eran muchísimas y todas encantadoras. Explosión de creatividad sobre las paredes. 
Las fachadas habían recibido los diseños firmados por muchos artistas latino-americanos, pero también por artistas europeos o asiáticos
Los muros se transformaron en telas para la expresión de los creadores.




Que barrio simple y bello! 
Miré a Nelson Mandela que sonreía sobre el muro. Se nos proponía recordarlo como Legacy of Hope.
Me encantó la consigna que proponía otro de los artistas: "Remember Paradise"
De ese conjunto increíble me encantaron los colores, los rostros y las miradas, los pájaros (siempre presentes en los diseños murales) y las flores y los personajes, cada uno su estilo.




Aquí mi colección personal.
Espero les haya gustado. 
El arte callejero, las pinturas sobre los muros, las novedades y la tendencia, todo eso, me encanta.


Mis coordenadas:
Wynwood District 
Miami, Florida
Estados Unidos

26 de febrero de 2014

Visita al Pérez Art Museum, una novedad en Miami





Acabo de pasar unos días en Miami donde hice algunos descubrimientos y nuevas visitas. 
En lo que hace a la cultura, conocí el Perez Art Miami Museum, el P.A.M. M. así, como se lo conoce simplemente. 
En antiguo Miami Art Museum se ha instalado recientemente en este nuevo edificio de gran belleza. 
Fue gracias a la fortuna de un rico promotor inmobiliario argentino, Jorge M. Pérez, quien donó el dinero y obras de su colección personal para lograr que se emplazara este maravilloso museo frente al mar, sobre la bahía de Key Biscayne. A cambio, obtuvo el nombre del museo. Una concesión que levantó una polémica de la que todavía se habla. 
Al fin y al cabo, todo el asunto representó una manera singular de alcanzar el famoso sueño americano.





El PAMM transformó de alguna manera a la ciudad. 
Debo remarcar que, por el momento, es difícil de acceder y de encontrarlo, a pesar de que se encuentra en Midtown, ya que está todavía algo escondido en medio de una cantera. Un cartel señalaba que estaba en el camino correcto.
Cuando llegué al predio, me maravillaron tanto el paisaje como los alrededores y la moderna arquitectura del edificio.
Y ya dentro, la colección de obras del arte contemporáneo, por supuesto. Bien que me admiro el arte en todas sus formas, ya conocen mi predilección por este tipo de expresión artística que refleja lo que sucede en nuestros días. 
Entonces, me encantó la pieza de Alfredo Jaar ubicada a la entrada, dentro del marco del proyecto "Es América, No es América" 
En ese lugar preciso me dije : claro que es América!






El edificio es imponente, tanto por dentro como por fuera.
Es más, durante la visita hay ocasiones para asomarse y admirar el panorama sobre la bahía. Una obra de arte más. 
Está firmado por los suizos Herzog and De Meuron, los mismos que construyeron el Tate Modern en Londres y el estadio de los Juegos Olímpicos de Pekin
No obstante, creo que el PAMM es un museo singular en el cual Miami se muestra como una capital tanto del sol como del arte. Es que el edificio parece estar ligado a la frescura del Caribe, a la luz y a la naturaleza tropical. Permite disfrutar del arte contemporáneo, pero nos recuerda constantemente que estamos muy cerca del Caribe. Esto no sucede en cualquier museo.
Esta relación del Pérez Art Museum con la naturaleza se refuerza por la presencia de las admirables columnas vegetales de Patrick Blanc. Cuando viajo he encontrado a menudo estas obras vegetales y les hablo de ellas. En el PAMM se trata de 67 pilares que enmarcan la entrada del edificio. Este jardín vertical tiene la función de hacer bajar la temperatura en el interior. 





En cuanto a las obras en sí, volveré a contarles sobre la colección que disfruté en esta primera visita. 
Lo que más me gustó fue el conjunto de maquetas de pequeños barcos suspendidos en la Paper Family Gallery, la obra del artista Hew Locke "For those in peril on the sea"
Después, la instalación gigante hecha de 680 bicicletas de acero del artista Ai Wei Wei.







Luego, un auditorio llega a las colecciones de los pisos superiores. La mayoría son donaciones desde colecciones privadas. 
Son obras extraordinarias. Artistas tales como Roy Lichtenstein, Louis Bourgeois, Julia Dault, Marcel Duchamp e Eugenio Espinoza estaban presentes en las salas del museo.






Otro dato interesante. 
Me enteré que en el museo, días después de la visita, y casi como para comprobar los límites del arte, el pintor dominicano Maximo Caminero rompió un jarrón de la colección del artista chino Ai Wei Wei. Algo que resulta increíble, más aún viniendo de otro artista.
Yo había tomado fotos de esos jarrones. 
La obra tenía un valor de un millón de dólares
Esos jarrones estaban ubicados en la gran sala donde se exhibían también los bloques de madera y el balón hecho de banquetas. Mis fotos quedan como testigos de arte de carácter "efímero" digamos...
Por suerte, el jarrón con el logo de Coca-Cola permanece sano y salvo.




Me encanta Miami
Miami tiene lugares sorprendentes. 
He aquí uno de ellos. 
La visita del Pérez Art Museum resulta imprescindible.


Para obtener más información y organizar vuestra visita los invito a pasar por el sitio del museo 



Mis coordenadas :
PAMM, Perez Art Museum Miami 
1103 Biscayne Boulevard
Miami, Florida