30 de septiembre de 2013

Probé la cocina Teppan-Yaki en Punta Cana



Como ya saben, acabo de pasar una semana de descanso "a la dominicana"
Sí, estuve en el Caribe, más precisamente en Punta Cana, en las hermosas playa de la República Dominicana donde se puede disfrutar de vacaciones pero en un marco natural de enorme belleza.



Punta Cana es un destino ideal para distenderse por completo. 
En efecto, en un lugar así, cómo preocuparse? 
El mar de un azul difícil de describir, la arena suave y blanca, la brisa marina, todos nos hacer dejar de lado la rutina, y olvidar los problemas cotidianos. 
A la noche, la única cuestión a resolver es a qué restaurant vamos a cenar. 
Es increíble, no es cierto?



Es así que una noche me dirigí a uno de los restaurants japonés del Hotel Bahía Príncipe, el Maiko, donde pude probar el arte del teppan – yaki, esa suerte de cocina-espectáculo excelente y divertida.



Bajo reserva, llegué puntual. 
Una mesa fuera de lo común estaba dispuesta alrededor de la plancha caliente, para 12 comensales curiosos. 
Las entradas eran las que proponía el menú: miso, tempura y una fina selección de sushi.



Sin embargo la vedette de la noche era la ceremonia del teppan-yaki, la cocción sobre la placa central hecha de hierro. 
Mientras un cocinero muy simpático nos explicaba lo que degustaríamos, la placa comenzaba a subir temperatura. Los extractores ubicados en el plafón mantenían el ambiente agradable a pesar del calor de la cocción que se preparaba.



Dada la presencia del turismo internacional en Punta Cana, este tipo de cocina japonesa utiliza el teppan tradicional y agrega algunos ingredientes más populares de la gastronomía occidental, tales como la carne roja. El cocinero nos presentaba los elementos a preparar, el arroz blanco con huevos y las verduras cortadas, todo bien sazonado a la vista. A esto agregaba las carnes de langosta, salmón y pollo. A medida que los agregaba, los rociaba de salsa de ostras y de soja. 
Ah, el postre? Uno muy original: tempura de helado, con el corazón frío y dulce, recubierto de la masa caliente y crocante. 
Muy rico en verdad.



En un ambiente festivo observábamos el espectáculo de los preparativos. 
Nos parecía bastante simple hasta que llegó la danza de los cuchillo, un clásico. El cocinero los manejaba muy bien y arrancó el aplauso de los invitados a la mesa.



La degustación del teppan-yaki y la ceremonia alrededor de la mesa caliente fue uno de los mejores recuerdos gastronómicos de mi último viaje a Punta Cana
El otro fue la preparación de una paella al lado de la pileta. Ya les contaré.
Me encantó.

Mis coordenadas:
Restaurant Maiko
Hotel Bahía Príncipe 
Punta Cana 
Republica Dominicana

Copyright©2013 “Viajes, lugares de Argentina y del mundo” by Elisa Nievas

28 de septiembre de 2013

Historias de gente en el aeropuerto de El Prat en Barcelona




Me encanta observar la gente de viaje.
Existen verdaderas historias de gente que viaja.
Es fácil descubrirlas.
Hoy, les cuento mis impresiones de la gente en los aeropuertos. Son historias que "leo" mientras espero que salga el vuelo.
En los aeropuertos hay tanta gente de paso...
Aunque estén cansados o aburridos, siempre se los ve, de alguna manera, distendidos. Se lo puede llamar "resignados a la espera". Concedo.
En efecto, los aeropuertos son lugares propicios para descubrir los hábitos de los viajeros.
Las terminales de los aeropuertos están, por lo general, colmadas de esos desconocidos que cruzamos a lo largo del viaje. Pero que, en ese lugar, se vuelven casi compañeros de aventura... o de desventura.
Y hay gente que llega desde los cuatro puntos cardinales.
Esos seres anónimos son precisamente a quienes me gusta observar con la ayuda de mi cámara.
Esta gente que viene y va, que espera con mayor o menor paciencia la partida del vuelo, los que ocupan los rincones de los corredores o estos agradables espacios al aire libre, que encontré en el aeropuerto de Barcelona.
Hay aeropuertos lindos.
El de Barcelona es uno de ellos.



Así se veía la gente en el aeropuerto El Prat-Barcelona.
Estaban aquéllos que aprovechaban la espera para almorzar al sol. 
O para conversar vía Skype o enviar mensajes de texto.



Cansados, estaban quienes decidían hacer una siesta durante la larga pausa entre dos conexiones. 
O los que escuchaban la selección de su música favorita en sus iPods.



También vi gente que disfrutar el momento y detenerse a pensar: había recuerdos del viaje, tal vez, o existían planes para los días siguientes. 
A menudo, el balance del viaje se vuelve la ocasión de reflexionar sobre el futuro, tomar decisiones, por qué no? Es duro volver a la rutina. 
Y después vi el trajinar de los trabajadores del aeropuerto durante la pausa del mediodía.




Todos arrastraban tras de sí sus mochilas o los bolsos de mano con las cosas indispensables.
Me gustó ver a los niños que se recostaban sobre sus padres, como si fueran camas improvisadas e irreemplazables. A ellos se los veía tranquilos, a pesar de ser dura la espera con los bebés. 
De todos modos, la mayoría parecían adictos a sus teléfonos celulares

Tomen nota.
Fíjense por ustedes mismos.
Todo esto pasa a menudo en los aeropuertos
Lo pude constatar en mayo, durante mi última vez en el aeropuerto de El Prat-Barcelona. 

Mis coordenadas:
Aeropuerto El Prat
08820 El Prat de Llobregat
Barcelona
España

Copyright©2013 “Viajes, lugares de Argentina y del mundo” by Elisa Nievas

26 de septiembre de 2013

Kitesurfing por la mañana o por la tarde en Playa Brava


Punta del Este, en Uruguay, una ciudad marina tan hermosa de un lado como del otro de la famosa península. 
En playa Mansa, olas suaves y mar tranquilo. 
Del lado de playa Brava, el tema se complica: las olas cobran ímpetu, el mar se agita, por lo que el terreno se vuelve propicio para la práctica de deportes náuticos extremos, y por eso mismo, más divertidos.


Punta del Este
Aquéllos que siguen mi blog la conocen bien. Es algo así como mi lugar-en-el-mundo, después de Rosario, por supuesto.
Playa Mansa... Playa Brava...
Me gusta llegarme por el simple placer de observar a los jóvenes que practican surf, que desafían las olas sin cansarse.
El hecho de observar ese ir y venir buscando la mejor ola o la dirección del viento más apropiada para lanzarse a la aventura, es muy entretenido.


También me gusta mucho ver kitesurfing
Por qué? 
Tal vez porque, como el surf, se parece mucho a la libertad. Cuando el viento sopla, la playa y el mar se llenan de velas de mil colores y de movimientos acompasados. 
Me parece que los kitesurfers tienen siempre éxito, aún cuando llueve.
Siempre logran que el viento los lleve a destino.



A la tarde, suelo acompañarlos con mi mirada curiosa y maravillada.
Desde que arrancan con los preparativos, hasta que se elevan y alejan.
Mi cámara también los acompaña. 
Siempre. 

Mis coordenadas:
Punta del Este 
Playa Mansa 
Uruguay

Copyright©2013 “Viajes, lugares de Argentina y del mondo” by Elisa Nievas

25 de septiembre de 2013

Reencuentro con Ginger and Fred en la Casa Danzante de Praga




Mi corazón viajero pasó este verano por la Casa Danzante de Praga por el placer de observar ese edificio extraño con sus propios ojos. 
Pasa que esas primeras imágenes, las de la pareja de Ginger y Fred, cuando yo los vi "bailar" al aire libre, ya las había visto. 
Sin embargo, mi pequeño corazón viajero se preguntaba: que tipo de danza harían esos grandes edificios en las calles de Praga?
Difícil de imaginarlo.



La Casa Danzante, la Tančící dům se parece bastante a una pareja de bailarines hollywoodenses. 
Ubicado en el corazón de la ciudad, sobre la orilla derecha del Moldava, ese inmueble insólito mezcla dos épocas y estilos completamente diferentes. 
Obra de los arquitectos checo-croata Vlado Milunic y del americano-canadiense al que admiro tanto, Frank Gehry, la Casa Danzante sobresale en medio de una cantidad de monumentos históricos de Praga.



Mi pequeño corazón viajero pudo percibir ese movimiento sutil de las figuras, hizo un ejercicio de imaginación y encontró en ese edificio de oficinas las siluetas estilizadas de los míticos bailarines. 
Se dejó llevar aún más lejos y hasta escuchó los sones de la orquesta. 
El sol de verano en Praga es prodigioso.
Logra este tipo de sortilegios.
Sólo hace falta dejarse acompañar por la magia del arte en la arquitectura. 
La Casa Danzante de Praga, uno de esos lugares que considero imperdibles. 

Mis coordenadas: 
Tančící dům
Casa Danzante
Rašínovo nábřeží 80
120 00 Praha 
2, Praga


Copyright©2013 “Viajes, lugares de Argentina y del mundo” by Elisa Nievas

23 de septiembre de 2013

Amar Montmartre

Montmartre, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Place du Tertre, Montmartre, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Place du Tertre, Montmartre, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Amo París.
Y amo Montmartre
De todos los distritos de París, Montmartre es uno de mis favoritos. 
Pintoresco, tradicional y bohemio, agradable y siempre concurrido, Montmartre es como la primera mirada perfecta de París. Universo de artistas y visitantes, de terrazas colmadas y de "space invaders", de cafés y restaurants, el barrio tiene una atmósfera encantadora e inolvidable.
Yo me digo tanto en invierno como en verano: "Vamos a ver qué está pasando hoy en París"

Place du Tertre, Montmartre, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Place du Tertre, Montmartre, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Place du Tertre, Montmartre, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Montmartre es el marco perfecto para alguno de nuestros primeros paseos parisinos. 
Mientras camino sus calles en pendiente me imagino que estoy en una especie de pueblo francés pero dentro de la ciudad de París. Y en verdad, es un poco así: Montmartre fue una ciudad apartada en lo alto de la colina, habitada por artistas de renombre, pintores y poetas. 
Aunque la catedral del Sacré-Cœur aparece como la reina indiscutible del distrito, amo también llegar a la plaza de Tertre para sumergirme en ese universo tan particular donde se mezclan artistas y visitantes. Dentro de ese ambiente permanente de domingo, amo dar una vuelta por el placer sencillo de apreciar los pequeños comercios, pero sobre todo los talleres a la vista de todos o para escuchar alguno de los conciertos improvisados en las veredas. 
Es evidente: Montmartre tiene ese aire distendido que atrapa a los visitantes que llegamos desde los cuatro puntos cardinales.

Montmartre, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Lapin Agile, Montmartre, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Butte, Montmartre, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Sigo en Montmartre, y el paseo siempre conduce a perderse por lugares fuera de lo común
Sin embargo, es menester bajar las escaleras hacia la rue des Saules para descubrir la antigua silueta del cabaret Au Lapin Agile, una verdadera institución del barrio. 
Y al fin camino en dirección de la viña de Montmartre, rue Saint-Vincent, rodeada de elegantes y antiguos inmuebles. Sí, existe una viña en el interior del distrito. Y es muy tradicional por cierto.

Montmartre, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Space Invaders, Montmartre, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Amo Montmartre
Y es precisamente por eso que siempre vuelvo.

Mis coordenadas:
Quartier de Montmartre
18e Arrondissement
75018 París 

Copyright©2013 “Viajes, lugares de Argentina y del mundo” by Elisa Nievas