27 de febrero de 2013

El perfume del Mercado de Flores de París invade la Île de la Cité

Mercado de Flores, Ile de la Cité, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Mercado de Flores, Ile de la Cité, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Mercado de Flores, Ile de la Cité, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


La promenade en la Île de la Cité, sobretodo a orillas del Sena, está llena de sorpresas agradables. 
Un día de verano descubrí un pequeño mercado de flores, bonito y muy bien abastecido. Fue más precisamente sobre la Place Louis Lépine, próxima a la catedral de Nôtre-Dame. Me encontré con el perfume de las flores de París que invadían la isla, con el aroma de la ciudad, ese que encontramos a menudo en sus mercados callejeros. Lo descubrí en un lugar más grande y colorido, en la enorme variedad de plantas y flores de estación que lo habitaban, en los pimpollos que alegran tanto los días de verano como los de invierno. No era un mercado cualquiera, era el Mercado de Flores de París.

Mercado de Flores, Ile de la Cité, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Cada vez que he pasado por París, este mercado es uno de esos lugares a los que regreso.
Me encanta visitarlo por el simple placer de descubrir lo que hay en sus estanterías, y admirar las hermosas boutiques de orquídeas o los distintos tipos de cactus. 
Este paseo es uno de esos pequeños momentos de descanso, un alto en los recorridos que organizo para cada jornada. El mercado de flores de París ofrece ocio y belleza en dosis perfectas.

Mercado de Flores, Ile de la Cité, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Mercado de Flores, Ile de la Cité, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Ubicado en el corazón de la Isla de la Cité, tan a mano de otros lugares imperdibles, cómo no hacerle una y otra visita? 
Si siguen mi consejo, van a disfrutar de pasear entre flores y arbustos pintorescos, de preguntar el nombre de alguna especie en particular entre aquellas que llaman la atención por su color o su forma.
Será acaso el hábito de encontrarlas en todas las esquinas, pero, no les parece que cada vez hay más flores en París
En el mercado notarán que los pimpollos son la tentación de los visitantes. Además, van a elegir un bouquet, van a llevarlo a vuestro alojamiento, sin lugar a dudas. Al fin y al cabo, esto es París!

Mercado de Flores, Ile de la Cité, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Pequeño y bucólico, este mercado, dedicado principalmente a las flores de todos los tipos, les regalará pabellones coquetos, llenos de macetas de violetas, rosas, prímulas y geranios. También encontrarán las irresistibles orquídeas y tantas otras especies según sea la época del año. 
El mercado de flores de París es uno de esos lugares que considero imprescindibles.

Mercado de Flores, Ile de la Cité, París, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel


Aquí termina otro paseo parisino, original, lleno de color y frescura, uno que seguramente van a disfrutar, tanto como el del colorido kiosco de noctámbulos en la Place Colette. A ambos, se los recomiendo.

Mis coordenadas:
Marché aux Fleurs de Paris
Place Louis Lépine
75004 París
Francia

26 de febrero de 2013

Como pequeños milagros bajo la cúpula de San Pedro


El sólo hecho de ver la cúpula de San Pedro en el Vaticano, Roma, vale la pena la visita de la imponente basílica. El domo, la obra de Michelangelo, tiene 131 metros de altura y sin embargo  sus  proporciones son armoniosas, bellas.... magníficas. No he visto una cúpula como ésta. 

Pero lo que más me gusta está en el interior. Luego de sobreponerme a esa mezcla de emoción, respeto y admiración que se impone en la basílica, camino hacia el baldaquino y levanto la vista hasta percibir los delicados rayos de luz que pasan por entre las pequeñas ventanas en lo alto. Esto produce un efecto  completamente mágico, que nos acerca de algún modo al significado del lugar. Nos llega directo al alma. 
El espectáculo es incomparable.
Estuve muchas veces, y esta visión siempre me ha parecido un pequeño milagro

Mis coordenadas:
Cúpula de San Pedro
Vaticano
Roma, Italia

25 de febrero de 2013

Antiguas cabina telefónicas, casi un emblema de Londres



La cabina telefónica roja, so British.
Yo me pregunto, qué turista se le resiste? Quien deja Londres sin haberse tomado una foto dentro de una de ellas?
Se ven cada vez menos. Sin embargo, siguen siendo un emblema, tal vez el objeto más típico de Londres.
Desde hace poco tiempo, pueden ser compradas por cualquier persona por algo más de 2.000 Euros. Una rareza. 

Las comprarían?  


Londres 2012

24 de febrero de 2013

Nada más simple que hacerse de amigos en México





Es así: nada más sencillo que encontrar amigos en las playas de México
Puedes ser tímido, solitario o desconfiado, pero hacerse de buenos amigos es la cosa más fácil en ese  país. 
Hace algunos días les hablé de los arco iris. Se cuenta que a sus pies se puede hallar tesoros.
Bueno, una temporada bajo el sol del Caribe es la gran ocasión de descubrir el tesoro de la amistad. 
Yo lo hice.
Yo la encontré.





En primer lugar, conocí a los delfines
Mis nuevos amigos, los delfines hacen el gran espectáculo de las playas de Akumal y Cancúnn en la Riviera Maya. Nadar con esto animales adorables hace las delicias de los que visitan esas playas del Caribe
Los delfines saltan, bailan y hacen todo tipo de piruetas. Llegué a pensar que el premio en caricias y aplausos que reciben es muy poco para tanta simpatía y proeza! 
Por suerte, los entrenadores agregan golosinas en forma de pececitos. Mis amigos parecen estar conformes.





Después, conocí al pelícano
Mi amigo el pelícano es un pájaro bastante tímido pero simpático. 
El pelícano se me acercaba cuando me bañaba tranquila en esa laguna marina cercana al arrecife de coral. También lo observaba a diario en la playa. Volaba bajo, como si nada, y de pronto, se dejaba caer al agua. Había descubierto algún pez y lo atrapaba con su gran pico a gran velocidad. 
Gran viajero, pescador incansable, mi nuevo amigo el pelícano, lucía con orgullo la elegante bolsa debajo de su pico.





También me hice amiga de muchas iguanas
Las iguanas se acomodaban a menudo sobre la arena, sobre las rocas a un lado de la piscina, y a veces paseaban por el jardín. No son bellas, pero se las ve despreocupadas al respecto. Las caracteriza un temperamento bastante tranquilo, tanto que a veces parecen petrificadas. Evidentemente, aman el sol y la quietud. 
Bueno, las playas de Cancún no eran tan tranquilas, pero a mis nuevas amigas las iguanas parecía no preocuparlas.





Les llega el turno a mis amigos los mapaches. Estaban los que se presentaban a la noche y en familias muy simpáticas. 
Los mapaches amaban correr y saltar en los pequeños jardines al lado del teatro del Hotel Bahía Príncipe. Un grupo salía tarde y parecía no gustarles ni la luz del sol ni la playa. Tal vez tenían problemas con ensuciarse el pelaje. 
Estos mapaches eran verdaderamente encantadores.





Es hora de hablar de mis grandes amigos los peces tropicales. Me encantaron! 
Los peces eran muy bellos y había de todos los colores y tamaños. 
Mis queridos amigos los peces nadaban tranquilamente a mi lado mientras yo les preguntaba dónde encontrar las mejores olas de la Riviera Maya. Felices, me hacían una seña con las aletas y yo los seguía. Siempre me llevaban donde el agua tropical era más tibia y transparente. Había uno de ellos que era celeste y delgado como un lápiz. Era genial.





Al fin, cómo olvidar a las familias de mapaches matinales
Estos amigos era más pícaros que los nocturnos. También se desplazaban en grupos, pero lo hacían por los jardines del hotel. Esperaban pacientemente al lado de los cocoteros. Una vez que la fruta caía, corrían el tesoro entre las patas, sus largas colas en alto.
Era tan divertido verlos. 

Así pues les conté por qué pienso que no hay nada más simple que hacerse de amigos en las playas de  México. Definitivamente!

Mis coordenadas:
Hotel Bahía Príncipe
Akumal 
México

23 de febrero de 2013

Foto-reportaje People # 5. People in the Central Park








People… la gente. 
La gente del mundo, la gente que encontramos a lo largo del camino. 
La gente siempre bajo la mirada curiosa de mi cámara. 
La lente alcanza a la gente que vive en las grandes ciudades, la gente que conocemos durante el viaje. 
Aquéllos que disfrutan en los museos, que visitan los monumentos … o los jardines públicos. 

Me encanta detenerme a mirar la multitud que pasea por el Central Park de Manhattan, el famoso Parque Central de la Gran Manzana, el lugar de encuentro por excelencia, el que visita a diario el tout neoyorkino. 
Están quienes eligen hacer sus primeras imágenes como recién casados en alguno de los espacios junto al lago o las jóvenes parejas que se instalan sobre las rocas que lo rodean. 
Y también están quienes disfrutan de largos paseos en bicicleta. 
Y los que visitan Imagine, el memorial de John Lennon.









En el Central Park de New York hay gente que se acomoda para descansar y charlar, otros corren, o juegan, saltan … se divierten, así, simplemente. 
Los días de verano o de primavera, muchos pasan horas jugando tenis, fútbol o baseball. Hasta es fácil encontrar aquí o allá los que pasean en los carruajes. Una de las postales más tradicionales del parque.







Los días de sol, amo pasear sin rumbo y observo los niños que hacen proezas sobre sus patinetas. A menudo me detengo divertida a escuchar sus risas y gritos. 
Amo descubrir músicos en el parque. Hay muchos y muy buenos. Tocan toda clase de instrumentos y se instalan en todos los rincones. 
Finalmente, suelo acercarme a la gente que hace pic-nics sobre el césped. Entonces me pregunto: y si  me invito a tomar algo junto a ellos?



Todo esto pasa en el Central Park.
Todo esto pasa en New York.

Mes coordenadas:
Central Park 
14 East 60th Street
Manhattan
New York City

20 de febrero de 2013

Días de descanso "a la mexicana"







El 2013 está bien instalado! 
Ya es hora de comenzar a contarles mis últimas vacaciones en la playa. Estuve en un lugar que van a amar sin dudas. Pasé las fiestas en México, un lugar genial. 
La semana de Navidad, disfruté de las hermosas playas y arrecifes en Akumal, en la Riviera Maya, muy cerca de las ruinas de Tulum. Después, recibí el Año Nuevo en Cancún

Como una suerte de primer resumen de mi estadía, les dejo mis postales, las fotos del "ocio a la mexicana". Después de un 2012 lleno de trabajo... y de traslados, tenía necesidad de descansar. Estaba en verdad a la búsqueda de ocio y de relax. Ahora se los puedo confirmar: México es uno de los mejores lugares del mundo para encontrarlos!







Encontrarse con el cielo azul y el mar de un increíble color turquesa, descubrir lindas esculturas de arena o caminar por las largas playas de arena blanca, dispara los primeros síntomas de tranquilidad. 
La señal de alarma funciona bien: se ha dado comienzo a las vacaciones!







Tomo mi sombrero y me pongo el pareo. Llevo también mis ojotas. Los paseos distendidos se suceden. 
A veces, me detengo frente a alguno de los tantos bares de la playa. Es el momento de tomar una decisión crucial mirando al cielo: mojitocaipirinha?







Las horas pasan tranquilas en la reposera. 
Algunas veces dejo a un lado el libro y el sombrero para mirar perezosamente en dirección a la   piscina. 
Y me pongo a reflexionar. Saben que en este lugar del mundo, el mar es tan cristalino que se ven hasta los peces más pequeños… y nuestros pies?







En un momento dado, dejo atrás las colchonetas y camino hasta la playa, cerca de la orilla. 
Hay quienes aman practicar algún deporte más o menos vertiginoso. Yo prefiero caminar sola, en silencio, así, simplemente. Lo único que se escucha es le ruido de las olas y el de la suave brisa marina, como si apoyáramos la oreja en un caracol. En esos momentos no pienso en nada, nada en absoluto. Es una linda sensación. Ninguna preocupación aparece en el horizonte. 

Este "descanso a la mexicana" es muy recomendable. 
Las aventuras en México continúan en los próximos días. 

Mis coordenadas: 
Akumal 
Riviera Maya 
México