29 de mayo de 2009

Villa Giardino, el jardín de Córdoba en Argentina

Emplazada en el valle de Punilla la Villa Giardino representa la magia de las sierras, de los arroyos y de los paisajes más bellos y apacibles de la Provincia de Córdoba, en Argentina.


Esta hermosa ciudad, el Jardín de Punilla, se encuentra a 60km del bullicioso Carlos Paz.



En Villa Giardino es posible perder la mirada en las montañas que rodean a la ciudad pero que no la encierran.



Esta suerte de “jardín ecológico” ubicado en el centro de un microclima excepcional, se encuentra al pie de la sierra pero a casi 1100m de altura. Por lo que es posible disfrutar del paisaje desde lo alto, y admirarlo en todas las direcciones.


Los ríos y arroyos son cortos, pero como es lo habitual en las sierras cordobesas, después de la lluvia pueden aumentar seis veces su caudal. Uno de ellos es el de Los Quinbaletes, con sus grandes lagunas donde es posible bañarse.




Por donde se pasa se percibe ese aroma particular de las flores, entre ellas la violeta de Cosmos, la flor de la villa, o el perfume de las hierbas medicinales.



Los alrededores de la Villa Giardino son muy atractivos también. El camino de los artesanos invita a pasear y visitar las casas-talleres de los artistas mientras trabajan las piedras semi-preciosas, las rocas y la madera, la lana, el vidrio y la cerámica. Los trabajos en telar son maravillosos.


Después se impone conocer y degustar las especialidades de las granjas orgánicas, ya sea en dulces, conservas. Y no olvidemos los licores o fiambres serranos. Se puede tomar el té o almorzar en alguno de los muchos establecimientos de la zona.




Mientras se recorre la villa se descubren el club de golf, antiguas iglesias escondidas entre los bosques de pinos (como la de Nuestra Señora de Lourdes o la de La Merced) y el magnífico mirador Cuchi Corral ubicado al final del sendero de los artesanos, desde donde se puede admirar el gran valle atravesado por el río Pintos. 



Vale la pena recordar para los fans del deporte que la villa es un “must” para practicar el parapente.

Villa Giardino se ha convertido en el jardín de Córdoba.

26 de mayo de 2009

Como si fuera un fotógrafo callejero: Madrid

En mi actividad de bloguer, sigo los de otros muchos apasionados de los viajes y de la fotografía.
Particularmente, admiro el blog de un excelente fotógrafo parisino, reportero gráfico. Su sitio "Le blog d´un photographe de rue..."
http://www.onlyphotos.org/
En su espacio encuentro fotogafías impecables tomadas en las calles de Paris.
Se suceden eventos urbanos, manifestaciones, habitantes de la calle, desfiles, niños, murales, rostros, todos retratados por su lente de manera impecable, sorprendente.
Un testigo de la vida de una ciudad que no se detiene, ni de día ni de noche.
Bastante lejos de quien admiro....
Como fotógrafa callejera, pero amateur....,
Comienzo mi serie.
Hoy: Madrid


España. En la parte superior del palacio de Comunicaciones, frente a la Plaza de Cibeles


Uno de los gendarmes que ordenaba el tránsito en la Gran Vía. Insoportable con su silbato


Cines Callao. Madrid. En cartelera ....


Los balcones convertidos en vitrinas de la calle Preciados


La guardia de guardia


Paseo al aire libre, la mejor manera de conocer la ciudad


Un clásico en la Puerta del Sol: "Tío Pepe - El sol de Andalucía embotellado"


Los simpáticos carteles que indican las calles


La cartelera callejera... "Como te mueras te mato"


En la Plaza de la Villa


Edificio clausurado por restauración


Otro cartel callejero. Del más puro diseño urbano


Un trompe d´oeil. Street Art


Venta de escobas en la "Espartería Sanchez", en la Cava Baja


Un barrendero algo "tenso". Plaza Jacinto Benavente

24 de mayo de 2009

Jardín de los picaflores. Puerto Iguazú, Argentina

De paso por Puerto Iguazú existen muchas otras opciones, además de las imponentes Cataratas del Iguazú.
Una de ellas es visitar la Aripuca, y otra la casa o jardín de los picaflores.
Esta visita se ha convertido en uno de los artículos más populares de este blog de viajes. Es una visita mágica.

La casa está habitada por los pequeños pájaros desde el día en que sus dueños decidieron acondicionarla para recibir a menudo a estos simpáticos visitantes que llegaban desde la selva.

En realidad, este precioso jardín es el patio de una casa particular próxima a la estación de autobús, sobre la calle Fray Luis Beltrán. Hace algunos años la familia decidió hacer público y gratuito un espectáculo privado que ocurría todos los días en el jardín de su casa. Ubicaron de manera estratégica bancos y colgaron de los árboles bebederos de agua azucarada.


Esto produjo el efecto mágico de un enjambre de colibríes que se acercan a alimentarse. Ya acostumbrados, los pequeños pájaros saben que van a encontrar en esos bebederos más “néctar” que en las flores.


Es un espectáculo de todos los días y a toda hora, incluso los días lluviosos.

Los visitantes alternábamos entre sentarnos hipnotizado a mirarlos y tomar decenas de fotos.


Llegan al lugar más de 15 especies que pueden ser admiradas a muy poca distancia, en apariciones rápidas y llenas de color tornasolado. Las más conocidas son el colibrí esmeralda, el bronceado, el corona violácea, el escamado, el garganta blanca.

Nos contaron que un día visitó la casa una especie exótica, oriunda del norte de Brasil: el picaflor rojo, lo que generó gran revuelo entre los ornitólogos.


El jardín de picaflores, un espectáculo singular.
Lo disfrutamos mucho. Y después, el paseo ineludible por las maravillosas Cataratas del Iguazú.


Coordenadas:
Fray Luis Beltrán 150
Puerto Iguazú
Misiones

Les recomiendo pasar por el sitio de viajes de Explorarlo, donde también comparto esta visita con otros exploradores...

19 de mayo de 2009

En un barrio especial de Roma


Un día de primavera salimos de paseo por Roma.
Cuando comenzamos a caminar desde nuestro apartamento de la Via Monserrato rumbo al foro, intuimos que era un día distinto. Feriado.
Llegamos al barrio judío de Roma y averiguamos que estaban celebrando las Pascuas. Pasamos por la llamada Piazza delle Cinque Scuole. Está formada en realidad por cinco sinagogas, pero se las denominaba escuelas en la época en la que sólo estaba permitida la existencia de una sola sinagoga.
Así llegamos al tradicional barrio judío. Todo a nuestro alrededor era muy pintoresco.

Piazza delle Cinque Scuole



La Piazza

Nos llamó la atención una rueda de vecinas, sentadas en la vereda, charlando y disfrutando del día hermoso y de descanso.



La mirada indiscreta de mi cámara a esa reunión entre vecinas

Seguimos hacia el hermoso Pórtico de Ottavia, donde comienza el área de las antiguas ruinas: vemos desniveles, piedras, restos de columnas, y arcos sostenidos por columnas con inscripciones y diseños de la época. Todo se encuentra en un área arqueológica cuidadosamente protegida del público.


Admiramos el trabajo plasmado en las antiguas columnas que sostienen el pórtico



Una vista del Pórtico de Ottavia



Fachada del Pórtico de Ottavia



Caminando hacia el teatro

Estábamos en los finales de la festividad, por lo que una antigua panadería emplazada en un esquina anunciaba que sólo vendía pan "kosher" (non entrare con cibi lievitati)



Un cartel que se explica por sí solo



Se suspende la venta de harinas por la Pascua

En la misma cuadra visitamos un local repleto de artículos que representaban la tradición hebrea tales como candelabros, numerosos libros, velas, hábitos, y hasta la "kipá"


En esa esquina vemos el local de venta de artículos de tradición hebrea


A continuación se llega al imponente Teatro di Marcello. Su estructura es semicircular, y tiene vestigios de una época antigua que conviven con otras construcciones. Todo se debe al mantenimiento a través de los siglos y a la construcción de un palacio sobre los restos.




El antiguo Teatro de Marcello


Este distrito es un reflejo más de lo que representa Roma: la impactante herencia de la antigüedad que convive con la arquitectura contemporánea.
Después, comenzamos la caminata hacia el foro.
Muy pronto les cuento cómo siguió nuestro paseo.

Me permito recordarles que el centro histórico de Roma fue declarado por la UNESCO como Patrimonio Histórico de la Humanidad.
Precisamente, Tripadvisor y la UNESCO sellaron recientemente un acuerdo de cooperación para ayudar a proteger ese maravilloso legado.
Para más información, sugiero visitar los sitios de Tripadvisor y de la UNESCO dedicados a este tema:
http://whc.unesco.org/en/list/91


Y sigamos en mi blog, paseando por Roma y el Vaticano
Y para aquéllos que les agrade… les recuerdo pasar por mi blog en francés “L´Origami, les voyages ….” en http://elisaorigami.blogspot.com/
Los espero….

18 de mayo de 2009

Londres al sol. Paseo por Southbank



Los viajes mejoran a los sabios y empeoran a los tontos

(Mi traducción de un proverbio inglés)



Leía algunos días atrás: Londres es el eclecticismo en todo su esplendor...

Después, puede ser por aquéllo de las causalidades, no de las casualidades, una amiga de la comunidad franco-parlante de viajeros de la que formo parte, hablaba de uno de los lugares más bellos de Londres: el Millenium Bridge, ese puente peatonal que cruza el Támesis uniendo el Tate Modern Museum con la catedral de Saint-Paul. Lo describía como uno de sus paseos favoritos : partía de Saint-Paul, atravesaba el río y recorría a lo largo el South Bank hacia el oeste y el fabuloso London Eye, paseando entre los libreros y la gente.
Todo me fue trayendo el recuerdo de mi corta pero inolvidable estadía en Londres, un día de primavera, en mayo del año pasado, inusualmente soleado. Es curioso, mi paseo fue el mismo que el de mi amiga, pero en sentido inverso.


Aquí arriba vemos el Movieum de Londres, una mezcla de cine y museo, exhibición interactiva dedicada a la industria cinematográfica del Reino Unido



Un inolvidable paseo en el London Eye, con una vista increíble de la ciudad




Salvador Dali al aire libre


Caminamos por el borde de los muelles. Nos acompaña el paisaje del Támesis y sus puentes



Salvador Dali y sus peculiares formas


Un simpático Chaplin delante del Movieum



El London Eye


Sí, ... es un lagarto en bicicleta...



También un hombre revestido en cobre con largos brazos



La clase al aire libre de un grupo de escuela primaria en Jubilee Gardens

El Hungerford Bridge



El edificio de la Shell



Durante todo nuestro recorrido nos acompañó el sol …


Un paisaje sorprendente…



Vemos graffitis debajo de este puente, lleno de dibujos e inscripciones coloridas, pero bien delimitados a este lugar, sólo aquí abajo, debajo de este puente …


Los stands de libros usados del South Bank Book
Market. Para buscar y buscar... Me quedaría horas...



Podíamos detenernos bajo los árboles frescos, delante de la marina, y descansar un buen rato


Allá lejos aparece la cúpula de la catedral de Saint-Paul


Bajo el puente…



El hermoso puente peatonal de Black Friars





El London Tate Museum of Art. Había salas abiertas y libres al público. El edificio es imponente.

El Puente del Milenio (o Millenium Bridge) y la Catedral de Saint-Paul




El magnifico Shakeaspeare´s Globe Theater, construido en el lugar donde se hallaba el antiguo



La foto de mi sandwich. Tengo derecho a un pequeño refrigerio en el camino, justo sentada en la plaza frente al teatro de Sir William Shakeaspeare… No lo considero un sacrilegio.


El puente de la Torre de Londres


Vemos edificios imponentes. Ven aquél rascacielos con forma de pepino?


Cruzamos el Millenium Bridge. El viento soplaba bastante fuerte


Nos acercamos a la Catedral de Saint-Paul


Nos volvemos a mirar el edificio de la antigua central electrica, hoy transformado en el hermoso London Tate Museum, ya desde la otra orilla del Támesis


El bello reloj, a lo alto de la Catedral de Saint-Paul


Llegamos delante de la escalinata de la hermosa catedral londinense.

Estamos cansados pero felices. Londres es fascinante. Antes de entrar pensamos que el largo paseo ha valido la pena.