27 de abril de 2009

Empezar a conocer Palermo, en Buenos Aires

Soy rosarina e hija de una porteña. Por eso me permito hablar de uno de los hermosos y antiguos barrios de Buenos Aires: Palermo.
Ya he dicho algunas veces que no me alejaría por nada de Rosario, pero si tuviera que pasar una temporada en la capital, elegiría sin dudas vivir en este barrio, tanto como en Colegiales o Belgrano.
Palermo está colmado de atracciones para turistas y locales.
Es principalmente residencial. Sin embargo, los edificios de oficina fueron incrementándose en la última década.



En el corazón del distrito se destacan los bosques de Palermo, que son el “pulmón verde” de la ciudad.
Dentro de sus límites el parque encierra un campo de golf, el hermoso Jardín Japonés, administrado por la colectividad nipona, una cancha de polo, el planetario Galileo Galilei, un velódromo, el antiguo paseo del Rosedal y un gran lago.




El conjunto de parques es comparable en belleza y extensión con el Hyde Park de Londres o el Bois de Boulogne de Paris.
El Jardín Botánico fue inaugurado en 1898, es obra del arquitecto y paisajista francés Carlos Thays, en una superficie de casi ocho hectáreas.
Cuenta con miles de especies, las características de cada provincia argentina y algunas áreas destinadas a la flora de cada continente. Está decorado con numerosas esculturas y fuentes.


El Zoológico de la ciudad, creado hace más de cien años, es un paseo al que se puede dedicar buena parte de un día.
Posee una gran variedad de especies animales y una arquitectura que reproduce obras clásicas del mundo.
El portal de entrada reproduce el Arco de Tito de Roma, el Palacio de los Elefantes es una réplica del Templo de la diosa Nimaschi de Mumbai y más allá el Templo de Vesta es una réplica del romano.


Palermo es el distrito de mayor extensión de la ciudad, y se destaca por sus elegantes viviendas y sus calles arboladas. Las especies que abundan son las tradicionales tipas, los jacarandaes, los palos borrachos, los lapachos y los ceibos.
A lo largo de las avenidas se encuentran elegantes residencias, embajadas y torres de departamentos.



Otro sitio emblemático del antiguo barrio es el Hipódromo de la ciudad, que devino mítico por las letras de algunos tangos.
Menciono también a la Plaza Italia, uno de los lugares con mayor movimiento de gente y transporte en toda la ciudad. En el centro se ubica el monumento a Giuseppe Garibaldi y en sus alrededores se estacionan los “mateos”, esos antiguos carruajes tirados por caballos, ideales para recorrer el barrio.



Y La Rural, es el centro de exposiciones más importante de la ciudad y del país, con más de 100 años de antigüedad y de tradición porteña.
Pensar en Buenos Aires es también pensar en este barrio tan hermoso como tradicional.
Sigo en la próxima entrega….


Sigamos en Palermo y en mi blog y almorcemos en Social Paraiso y demos un paseo por Palermo Soho


24 de abril de 2009

Sigamos paseando por Palermo


A quienes no vivimos en Buenos Aires, a veces nos cuesta “entender” Palermo, ya que es un barrio muy extenso, que cuenta con sectores bien diferenciados.
Menciono los más importantes:

- El conocido como Palermo Chico o Barrio Parque. Elegante, se ubica en la Av. Figueroa Alcorta, entre Tagle y San Martín de Tours. Ideado por el paisajista Carlos Thays, se caracteriza por su diseño pintoresquita aplicado a lo urbano. Presenta calles curvas e irregulares, abundando en áreas verdes y luciendo mansiones lujosas rodeadas por jardines.

- Mi preferido es el barrio antiguo, Palermo Viejo, comprendido por las avenidas Córdoba, Godoy Cruz, Santa Fe y Scalabrini Ortiz, siendo su área central y más inconfundible la que encierran las calles Costa Rica, Godoy Cruz, Gorriti y Malabia. Era un antiguo barrio de inquilinatos, calles estrechas y pasajes de principios del siglo pasado, con tradicionales casas “chorizo" y viviendas bajas de una o dos plantas. En los ´80 muchas de esas casas fueron recuperadas y hoy las habitan artistas y profesionales. Se fue transformando en un área de moda de Buenos Aires, tanto con negocios de diseño local, como de reconocidas marcas nacionales e internacionales ubicadas residencias decoradas de manera original. De ser un barrio popular y tranquilo, se llenó de cafés, locales de diseño, pequeñas salas de teatro y un gran número de restaurantes. En ese momento tomó el nombre de “Palermo Soho” porque evoca al Soho neoyorkino y al de Londres. Se instalaron restaurants temáticos, vinerías y parrillas tradicionales. Finalmente, abrieron galerías de arte, anticuarios, mueblerías y casas de decoración. Se lo suele comparar con Le Marais, el distrito de vanguardia de Paris. El corazón de Palermo Viejo es la Plazoleta Serrano (oficialmente Plaza Cortázar, en la intersección de la calle Jorge Luis Borges - o Serrano - y Honduras). De ambiente bohemio, en sus alrededores hay bares, restaurantes, librerías, talleres de artistas, comercios de muebles, de accesorios y de ropa. El barrio cuenta con dos ferias artesanales y de artistas: una en la misma Plaza Cortázar o Serrano, alrededor de la cual se ubican muchos locales de diseñadores independientes que ofrecen sus creaciones, y otra sobre la Plaza Palermo Viejo (en Costa Rica y Armenia). Y la avanzada del diseño porteño se encuentra en la zona más arriba mencionada, comprendida entre las calles Costa Rica, Godoy Cruz, Malabia y Gorriti. Muchos nuevos hoteles abrieron sus puertas en esta área, en especial del tipo “hotel boutique”, “Bed & Breakfast” y “hostels”. También hay una oferta creciente de departamentos para alquiler. En el suburbio se destaca la calle Jorge Luis Borges. Es una típica calle de barrio. El célebre escritor nació el 24 de agosto de 1899 en el centro de la ciudad, pero dos años más tarde su familia se mudaría al número 2135 de esta calle. La vivienda no se conserva. Borges vivió en Palermo hasta 1914. En esta pequeña área merecen una mención especial los hermosos “Pasajes de Palermo Soho”. El Russel (Serrano al 1600), Santa Rosa (Serrano al 1700), Soria (Serrano al 1800). Son vestigios de una urbanización malograda, un barrio obrero que nunca se terminó de concretar. Algunas de las viviendas más exclusivas de la ciudad se hallan ocultas en estos pasajes. Y el Pasaje Darwin, en el que funciona todos los fines de semana una feria de artes plásticas y artesanías. En este paseo también se realizan actividades culturales, espectáculos y se presentan artistas callejeros.



- Y el barrio más moderno es Palermo Hollywood, comprendido entre Juan B. Justo, Santa Fe, Niceto Vega y Av. Dorrego. La vía del ferrocarril plantea el límite con Palermo Soho. Del otro lado, se extiende Palermo Hollywood, nombre que se debe a la presencia de estudios de cine y televisión, productoras y radios. La zona se distingue por sus bares y por la calidad de sus restaurantes de cocina internacional, muy frecuentados por la gente del medio artístico.

Pensar en pasear por Buenos Aires es también pensar en conocer este barrio tan hermoso como tradicional.
Sigo en la próxima entrega….

23 de abril de 2009

Primero de Mayo en París


Esta época del año me trae hermosos recuerdos.
Como que el año pasado estábamos el 1° de mayo en París.
Recién habíamos llegado desde Venecia.
Teníamos algunas dudas sobre cómo sería pasar ese día en París. El primero de mayo, el día del trabajo y de las reivindicaciones sociales, es un día feriado en numerosos países del mundo.

Primero de Mayo, París, Muguet, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Sin embargo, todo se desarrollaba casi en forma normal en París
Si bien era un día de descanso, pudimos pasear, hacer las primeras compras y los demás menesteres de turistas deslumbrados.
Recuerdo que cuando terminamos de cruzar el Pont Neuf, un joven se nos acercó y nos entregó a Gaby y a mí un ramito de flores perfumadas, flores como campanas pequeñas y blancas. 
Nos dijo: “C´est comme cadeau!”

Primero de Mayo, París, Muguet, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Agradecimos y seguimos nuestro camino entre risueñas y sorprendidas.
Mirando alrededor la escena se repetía.

Primero de Mayo, París, Muguet, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel

Después supe que en esa fecha aparecen cada año en París los stands de muguet, una hermosa flor que tiene por vocación llevar la buena suerte a quien se la ofrece. 
La muguet, o lirio de los valles, flor originaria de Japón es también símbolo de la primavera porque florece en esa época. 
Y en el lenguaje de las flores simboliza el regreso de la felicidad.
Algunos creen que sólo los ramitos que tienen trece flores son los que portan la buena suerte. Por eso los franceses celebran las “bodas de muguet” a los trece años de matrimonio.
Y desde 1982 esta preciosa flor es la flor nacional de Finlandia.

Primero de Mayo, París, Muguet, Elisa N, Blog de Viajes, Lifestyle, Travel
Le dedico este artículo a mi querida amiga y hermana Gaby, quien dice tener dificultad para recordar cosas, y con quien compartí ese momento en París.

17 de abril de 2009

El antiguo Palacio de San José, en Entre Ríos, Argentina




El Palacio San José, ubicado a 70 km de la ciudad de Colón. Fue una visita inolvidable. 
Volvíamos de pasar un fin de semana largo, de Pascuas, en la agradable ciudad vecina de Colón, con días propicios para pasear por su costanera, o disfrutar de las aguas termales. El relato y las fotos de esta visita, se han convertido en uno de los artículos más populares de mi blog de viajes.
Construido en el medio del monte entrerriano entre 1848 y 1859, el palacio se constituyó en centro político relevante gracias a la labor de su ilustre morador, el General Justo José de Urquiza.
Allí transitaron los últimos veinte años de su vida.

Es un edificio magnífico, con detalles característicos de la época colonial.
Sus patios, corredores, salas y jardines fueron testigos del paso de gran parte de la historia argentina. Allí se reunieron los hombres más importantes de su época, se celebraron acuerdos y sus paredes presenciaron la organización constitucional definitiva de nuestro país. Aquí cabe pensar... si esas paredes hablaran?

Entrada principal del palacio

La Capilla se encuentra en la entrada posterior de la residencia. El altar se levantó en honor a San José. Su interior y su cúpula fueron decorados por el artista y maestro uruguayo Manuel Blanes. En su parte posterior se ubican el baptisterio y la pila bautismal de mármol de Carrara, una réplica de la que existe en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano.


Cúpula de la Capilla

Batistero de mármol de Carrara

Altar del patrono San José

Frente de la capilla del palacio


En el Jardín Posterior se puede ver el sistema de agua corriente con el que contaba la casa, con malacate, bomba y tanque elevado, el primero instalado en el país. Una instalación totalmente fuera de lo común para la época. Un importante portón de hierro forjado lo comunicaba con el interior de la residencia.

En el centro se instalaron bustos de personalidades a las que admiraba el General Urquiza, tales como los conquistadores Hernán Cortéz, Alejandro Magno, Napoleón y Julio César.

Jardín posterior


Torre de las palomas


Jardín Posterior. Busto de los conquistadores Hernán Cortéz, Alejandro Magno, Napoleón y Julio César

El palacio posee dos grandes patios que conforman ambientes bien diferenciados.
El Patio del Parral es uno de ellos. Allí se ubicaban las habitaciones de servicio, cocina, despensa y habitaciones de huéspedes y de oficiales de guardia. Todas daban al centro del patio. Las joyas de este ambiente son el enrejado de hierro forjado y el aljibe de mármol de Carrara hecho en una sola pieza. Éste se destaca por sobre los otros elementos. Es una reliquia.

Puerta de rejas en entrada al Patio del Parral


Patio del Parral


Aljibe de mármol de Carrara


Vista del enrejado

El otro ambiente destacado es el Patio de Honor. A su alrededor se ubican las dependencias más importantes de la casa, las de sus moradores, y que por ello se comunicaban entre sí, las de los visitantes ilustres. Recordemos que por ellas pasaron personajes de la talla de los presidentes Mitre y Sarmiento. Me encantaron el comedor, la sala de recepciones o Salón de los Espejos, la sala de juegos, la de bordado y costura, y la gran sala de baños, que también contaba con sistema de agua corriente, un lujo para aquellos tiempos..

Patio de Honor


Otra perspectiva del Patio de Honor


Una de las habitaciones de huéspedes ilustres


Cuarto de baño con provisión de agua corriente


Dormitorio de las jóvenes


Dormitorio de huéspedes


Conocimos la Sala de la Tragedia, la que fuera el dormitorio del general, y donde fuera asesinado, y que su esposa, Dolores Costa, transformara después en oratorio, colocando una lápida y un pequeño altar en su honor. Un lugar austero, cuyo significado vuelve impresionante. 
Es un lugar de recogimiento. En una de las vitrinas se exhibe la máscara mortuoria del General Urquiza.

Sala de la tragedia


En esta serie de fotos, vemos la Sala Militar, donde se exhiben los uniformes del general Urquiza, su catre de campaña, sus armas y un daguerrotipo en el que aparece con uniforme militar..

Catre de campaña del General Urquiza


Uniforme de gala del general

Daguerrotipo del General Justo José de Urquiza


El Salón de los Espejos, es una muestra de buen gusto. 
Allí era donde se celebraban las recepciones, y se caracteriza por el artesonado con espejos de su cielo raso y su refinado mobiliario francés. Imaginan las fiestas que en ese lugar se deben haber organizado, las damas y los caballeros, la música... lo imaginan?

Cielo raso de la sala de recepciones

Sala de recepciones o Salón de los Espejos


Galería del frente del palacio


El Parque Exótico es el que marca el ingreso a la residencia. Se destaca por la variedad y belleza de sus plantas. Todavía se conservan algunas especies originales. También se observan las dos lujosas pajareras de hierro forjado que alojaba exquisitas aves tropicales.

Pajarera de hierro forjado


El Jardín Francés, ubicado al frente del Palacio, enmarcado por rejas y portón de hierro, y decorado con esculturas de mármol de Carrara. 
En la galería que da a este jardín era donde se encontraba el general momentos antes de su asesinato..

Jardín Francés


El Escritorio Político o secretaría del dueño de casa, lugar donde se celebraron charlas memorables y acuerdos importantes para nuestra historia. Se conservan los muebles de la época y se destaca el secretaire obsequiado al general por el banquero brasileño Barón de Mahuá..

Escritorio Político


Sala de bordados y costuras


En la Sala de Juegos se puede admirar la mesa de billar, juego favorito de Urquiza, adquirida en Francia. La araña sobre ella había sido especialmente confeccionada para que iluminara los cuatro costados de la mesa. Todo el mobiliario y la decoración eran refinados.

Mobiliario de la Sala de Juegos

Mesa de billar


El comedor, uno de los ambientes más lujosos de la mansión, donde se admira la mesa de caoba de casi 9 metros de largo, las vitrinas donde se exhiben las piezas originales remanentes de los juegos de porcelana y cristales de la vajilla de la familia, y los óleos originales pintados por Blanes de los relatos de batalla del General. Se parece mucho a los salones que se visitan en palacios europeos.

Mesa del comedor


La Sala Victorica recrea lo que fuera el escritorio del Dr. Benjamín Victorica, colaborador y yerno del General Urquiza. Los objetos que se exponen son los originales. Destaca el reloj de bronce del siglo XVI.

La Sala Victorica

Herrería


En la cocina, lugar donde se cocinaba para la numerosa familia y huéspedes, se puede admirar la cocina económica de hierro con 4 hornallas y 3 hornos, la pileta con sus canillas de agua corriente, reitero un lujo para su época, los tendederos para las pastas, la sobadora para panadería y un enorme mortero, todos los artefactos originales.

Cocina. Sobadora para panadería


Cocina económica de hierro


Sistema de agua corriente del Jardín Posterior


El gran lago artificial y su parque, los últimos en construirse. Sus medidas impactan: 180m de largo, 120m de ancho y 5m de profundidad. 
El lago se llenaba con un sistema de cañerías y bombas subterráneas que traían el agua desde una laguna ubicada a 2 km de la residencia. 
Ahora se mantiene solo con agua de lluvia. El lago llegó a tener canoas, botes y hasta un pequeño vapor al que el General llamó San Cipriano.

Parque de la estancia

Lago artificial


Cada rincón de la residencia y cada uno de sus muros atesora momentos de nuestra historia y de la organización de la Nación Argentina. Una visita emocionante, desde el principio hasta el fin.
El antiguo Palacio de San José en Entre Ríos, simplemente... imperdible.

Más información en el sitio de Turismo Entre Ríos

Asimismo, recomiendo seguir por Entre Ríos en el Parque Nacional El Palmar y en la ciudad de Colón.