11 de febrero de 2013

Festejar el Carnaval en Roma



El Carnaval es una fiesta antigua que, cada año, hace revivir a ciertas ciudades del mundo entero. Es una celebración de origen religioso, pero su alegría y su brillo están presentes en el verano carioca de Brasil, en el de Argentina o en otras latitudes, como en el invierno de Roma
Trotamundos, un día tuve la oportunidad de festejar un carnaval bien diferente. Compartí el carnaval con los romanos. Me zambullí en una Roma antigua, una Roma vestida de Edad Media, llena de bailarines en sus calles frías pero colmadas de alegría y de máscaras. 
Guardo un hermoso recuerdo.





El Carnevale Romano se festeja en casi todas las calles del distrito histórico, donde familias enteras se dan cita. Nadie parece preocuparse por la baja temperatura. Los desfiles tienen lugar a lo largo de la Via del Corso y llegan hasta  la animada Piazza del Popolo, el centro de reunión por excelencia de los romanos. Hay también representaciones teatrales en la Piazza Navona. Jóvenes vestidos de época desarrollaban sus performances haciendo las delicias del público. Sus maquillajes, sus trajes elegantes y las máscaras venecianas estaban  muy bien logrados. 
Sorprendida, me paseaba por las calles colmadas, visitaba los alrededores de las plazas, miraba a la gente abrigada y con una sonrisa en los labios. Me transporté a otra época.




Me encantó detenerme a disfrutar de la alegría de cada desfile. Todos los personajes entrañables, esos que habitan las tradiciones del Carnaval habían sido recreados. Adoré tanto a Arlequino como a Pulcinella y a Rugantino. Había actores y juglares que deleitaban a los paseantes. Hacían sus proezas sobre carretas recreando la atmósfera del medioevo. 
Podíamos elegir entre los espectáculos callejeros o los fuegos barrocos de las plazas. Durante los desfiles ecuestres que bajaban desde el Palazzo Farnese hasta la Piazza del Popolo,  veía los caballos marchar al paso, como danzando. 
Los niños con sus padres, disfrazados y felices, disfrutaban en cada esquina de los entretenimientos, de los bailes y la animación, vistiendo sus trajes de pequeños príncipes medievales.





Traje tantos recuerdos de esta fiesta, tradicional, pero distinta a muchas otras que he vivido. 
Roma me invitó gentilmente. Fui su invitada circunstancial. Y acepté formar parte de la fiesta del Carnaval de Roma, una celebración hecha por la ciudad antigua, para los romanos y para nosotros también, los visitantes. 

Mis coordenadas:
Via del Corso
Piazza Navona
Piazza del Popolo
Roma, Italia

2 comentarios:

  1. Merci pour ces photos festives... le carnaval est toujours un moment magique.
    Gros bisous à vous ma chère amie.

    ResponderEliminar
  2. So festive! Your photos are great, Elisa!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario :)
El blog NO admite comentarios anónimos ni links adjuntos. En ambos casos no serán publicados

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails